'Las arenas del tiempo' y "toda esa mierda motivadora" (El Making Of de una novela IV)

Me alegra tener algo en común con Ernest Hemingway.

Lo que no me gusta tanto es parecerme a él justo en mi ineptitud para encontrar buenos títulos (ya que estamos, tampoco me gustaría ser rechazado por las 27 editoriales que le rechazaron a él al principio de su carrera, pero supongo que el hecho de que yo escriba en castellano hará que, en todo caso, me rechacen 27 editoriales diferentes).

Pero esta novela necesitaba un título, y he tenido que elegir uno provisional:

LAS ARENAS DEL TIEMPO

(Ahora debería haber sonado un trueno misterioso para resaltar el mensaje. 
Aunque estemos en julio, sí.)

El hecho de escribir un título en la carpeta que contiene todos los ficheros relacionados con la novela, me hace tener una sensación de trabajo en curso que no consigo tener de otro modo, y sobre todo me hace saber a cuál de mis hijos estoy abandonando cuando paso todo un día sin escribir... cosa que intento que no suceda para no caer en esa rueda procastinadora que tan bien conozco de otras ocasiones.

De todas formas, estos pequeños abandonos se arreglan dedicándole un par de piropos al texto nada más abrir el procesador: diciéndole todo lo que ha adelgazado en este tiempo (esto no siempre es algo bueno al hablar de un manuscrito), que nunca ha estado tan bien justificado como ese día, y que ninguno de los textos que has leído durante tu ausencia estaba, ni de lejos, tan elegantemente tipografiado como él.

Todo esto ayuda a que todos nos llevemos bien.

Porque queremos llevarnos bien, ¿verdad?

El tener un título también le da a uno la posibilidad de diseñar una portada y colgarla en una de las paredes de su estudio, usarla a modo de fondo de pantalla o simplemente tatuársela en la glotis si cree que eso es lo más adecuado.

Todo vale con tal de no olvidar a qué debe consagrar uno cada segundo de su ahora inexistente tiempo libre.

En mi caso, la portada de 'Las arenas del tiempo' ha quedado tal que así:


Lo bueno que tiene una portada es que crea toda una asociación de ideas en la mente del lector.

Y lo malo que tiene una portada es que crea toda una asociación de ideas en la mente del lector. 

¿En qué os hace pensar este diseño? De veras me encantaría saberlo

Recordad que podéis seguir todas estas entradas desde la Lista de Correo del blog o desde mi página en Google +

Gracias por leer...

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¿Te animas a comentar algo sobre este tema?